SEO, qué palabra tan corta y a la vez qué compleja

Escrito por: Zuri Martin Categoría: SEO

  • Visitas32
  • 68Comentarios
SHARE!
pexels-photo-67112

SEO, qué palabra tan corta y a la vez qué compleja

El escuchar o leer estas siglas (Search Engine Optimization) se está convirtiendo en algo habitual, por lo menos para los que nos dedicamos al apasionante mundo online. Nos damos cuenta de que el SEO es mucho más que la optimización de una web de cara a los buscadores, y que para muchas webs es la razón de su éxito. Si estás dándole vueltas a cómo conseguir tráfico cualificado para tu web, una estrategia SEO puede serte de ayuda. Aunque hay algo que debes tener claro, no es ni fácil, ni rápido.

1. Conoce a quien te diriges

No debemos olvidar que el SEO es una herramienta de marketing más, y como tal, tiene un público objetivo. Como punto inicial diré que considerar a Google como tu target será la mejor forma de llegar a el. Si lo piensas, lanzar una campaña de publicidad sin conocer al público al que te diriges sería un error garrafal. En mi opinión lo mismo ocurre con el SEO, lánzate al mundo del SEO sin conocer a Google y tu aventura no tardará en terminar.

Te va a resultar muy complicado entender sobre opmitización para buscadores sin conocer a este buscador y sobre todo, conocer cómo funciona.

Pues bien, ellos mismos han publicado una infografía dinámica que explica perfectamente cómo consiguen que cuando un usuario busca algo, le aparezcan resultados afines a lo que ha buscado en tan solo un 1/8 de segundo!

http://www.google.com/insidesearch/howsearchworks/thestory/

2. Selecciona las keywords para las que quieres estar posicionado

La búsqueda de palabras clave o Keyword Research, es la base de toda estrategia SEO. Sin definir las palabras para las que quieres que tu web aparezca en Google es imposible trazar una estrategia.Teclado de ordenador con tecla keyword

Estas palabras clave son los términos por los que tus clientes potenciales podrán encontrarte, así que deben definir tu página web y lo que vendes.

Primero, deberás hacer una lista de términos por los que quieres que los usuarios encuentren tu web, después podrás aumentar la lista con diferentes herramientas a las que dedicaremos otros post.

3. Optimiza tu web internamente

Una vez tengas la lista de palabras clave definidas, puedes empezar a trabajar en la mejora de lo que se denomina SEO on-page, es decir, los elementos internos de tu web.

Es importante que no olvides que lo que realmente va a hacer que un sitio web sea relevante para Google va a ser su contenido. Aunque incluir palabras clave en uno u otro lugar puede ayudar a posicionar un sitio web, Google da mucha más importancia a la popularidad del sitio.

Por lo tanto, si no conseguimos tener un contenido atractivo y útil para el usuario, por muchas técnicas de SEO que utilicemos, no conseguiremos que nuestra web se mantenga en los primeros resultados de las búsquedas.

  • Estructura del sitio web

Uno de los aspectos donde una buena elección de palabras clave puede ser decisivo para el éxito de un proyecto web, lo encontramos al diseñar la estructura del sitio web.

Está claro que, a la hora de diseñar la navegación y estructura de una web, el SEO no es lo primordial. La usabilidad y estética tienen mucho peso a la hora de tomar las decisiones. Siempre que sea posible y desde un punto de vista enfocado a conseguir la mejor posición en los buscadores, asegúrate de que las secciones en que se divide el sitio web se correspondan con las palabras clave elegidas durante el keyword research.

  • Dominio y urls

El nombre del dominio y las URLs de las páginas son lugares donde podemos incorporar las palabras clave elegidas. Sin embargo, el SEO no va a ser un factor decisivo a la hora de definir el nombre del dominio, ya que hay que tener presente el nombre de la empresa así como otros factores de marketing.

En las URLs, sin embargo, es más sencillo aplicar las palabras clave, sobre todo, si se dispone de una estructura en la que cada página se centra en un producto o una temática diferente.

  • Añade Meta tags en todas las páginas de tu web.

¿Meta qué? Los meta-tags son los elementos qué definen tu web a los ojos de Google y del resto de buscadores.

Por un lado, deberás definir un meta-title, con el que intentarás atraer la atención tanto de los usuarios como de los buscadores y por otro, la meta-description, que definirá en no más de 150 caracteres de lo qué trata cada página. La longitud puede ser mayor, pero Google solo mostrará los 150 primeros caracteres en los resultados de búsqueda.

4. No subestimes el poder de las imágenes

Las imágenes de tu web pueden ser también una forma de estar en los primeros resultados de búsquedas, por lo que es conveniente que apliques algunas recomendaciones.

Incluye en todas las imágenes las etiquetas ALT y TITLE (o título de la imagen).

La etiqueta ALT, es una descripción de la imagen. Sólo se muestra al usuario cuando por alguna razón no se pueden cargan las imágenes y aparece como texto alternativo en lugar de la imagen en sí. Sin embargo, para los buscadores, es esencial para entender de qué trata la imagen.

5. Cuida los enlaces externos

La mejor estrategia para conseguir enlaces entrantes a tu web, es teniendo contenido útil e interesante. Si partes de esto, será mucho más fácil conseguir que tu sitio aumente su popularidad y por tanto pueda, con una buena estrategia de SEO, conseguir posicionarse en los primeros resultados de búsqueda.

Todas estas recomendaciones no garantizan un buen posicionamiento para cualquier sitio web. Cada portal es un mundo y no solo estos factores se tienen en cuenta. El SEO es un constante estudio de la web, en el que los resultados cuestan mucho tiempo y esfuerzo.

Para que os hagáis una idea, estos son todos los factores conocidos que afectan a la optimización de una web en buscadores.SearchEngineLand-Periodic-Table-of-SEO-2013-large

Más adelante iremos detallando cada uno de los puntos en diferentes posts.

Espero que esta primera introducción os haya ayudado.

Un pensamiento en “SEO, qué palabra tan corta y a la vez qué compleja

  1. Pingback: HTML5 - Un lenguaje de posibilidades - Zinovax

Los comentarios están cerrados.